ACCIB · Asociación de comerciantes de Celulosa Ibérica

Donosti 2011

Más de 60 profesionales de empresas internacionales del papel debaten sobre la sostenibilidad y el futuro del sector este jueves en Pasaia.

La jornada pretende analizar la situación actual del sector papelero,  coordinar acciones en defensa del papel y su sostenibilidad, con un compromiso sectorial de apoyo activo a la imagen del sector y a los productos papeleros.

El encuentro, organizado por la Asociación Ibérica de Comerciantes de Celulosa (ACCIB), cuenta con el apoyo del Clúster del Papel de Euskadi y tendrá lugar en la Autoridad Portuaria del Puerto de Pasaia este jueves, día 7 de abril, a las 11,00 horas.

Afrontar y superar dos problemas principales para el sector, como las acusaciones que sitúan al papel como un producto medioambientalmente no sostenible y las dudas sobre la utilidad de éste en un mundo cada vez más digitalizado, centrarán el programa de trabajo del encuentro.

El gerente de la Asociación Cluster del Papel de Euskadi, Iñaki Ugarte, reflexionará sobre “El papel. Medioambientalmente sostenible y con futuro”, y defenderá que el papel es un producto medioambientalmente sostenible, además de natural, renovable y reciclable.

La visión estatal sobre la sostenibilidad de las materias primas correrá a cargo de la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel) y la internacional se centrará en el futuro del sector papelero en los distintos mercados de la pasta y papel a nivel mundial

Pasaia, **** de 2011.  “La unión hace la fuerza”. Así es como los representantes de empresas internacionales del sector papelero reunidos este jueves 7 de abril en Pasaia han decidido hacer frente al futuro del sector y a las críticas de sostenibilidad a las que estas organizaciones se enfrentan. Unidos y actuando desde la unidad del sector.
Más de 60 representantes de empresas papeleras de todo el mundo se reunirán este jueves en las instalaciones de la Autoridad Portuaria de Pasaia para debatir sobre el futuro del sector y su apuesta por la sostenibilidad en el “II Encuentro del Sector Papelero Ibérico”. El objetivo, coordinar acciones conjuntas de defensa del papel y compartir argumentos sobre la sostenibilidad del mismo. Además, la reunión pretende impulsar un compromiso colectivo sectorial de defensa activa de la imagen del sector y de los productos papeleros. El programa de trabajo se centrará por tanto en cómo superar dos problemas actuales del sector: por un lado, las acusaciones que sitúan al papel como un producto medioambientalmente no sostenible y, por otro, la incertidumbre existente sobre la utilidad del papel en un  mundo cada vez más digitalizado.

Portugal, Canadá, Brasil, Escandinavia y España serán algunos de los países representados en este foro en defensa del papel, organizado por la Asociación Ibérica de Comerciantes de Celulosa (ACCIB) y que cuenta con el apoyo de la Asociación Clúster del Papel de Euskadi.
Tras la bienvenida por parte de Angel Echevarría de la empresa Daukat, S.L. y el presidente de la Autoridad Portuaria del Puerto de Pasaia, Miguel Buen, la presentación del acto estará a cargo de la empresa Billerud Ibérica.
El gerente de la Asociación Cluster del Papel de Euskadi, Iñaki Ugarte, se dirigirá a los asistentes para exponer el tema “El papel. medioambientalmente sostenible y con futuro”, con objeto de plantear dos retos específicos del sector papelero en nuestros días: la difusión de mitos infundados sobre su sostenibilidad medioambiental que además sirven de argumento para justificar el abandono del uso del papel frente al desarrollo de medios digitales y superar la pérdida de valor del papel que muchos difunden en mundo que tiende a una digitalización a ultranza.

El papel es un ejemplo de producto medioambientalmente sostenible, por ser un material además natural, renovable, reciclable y comprometido con la gestión sostenible de los bosques. Y por otro lado el papel nos rodea en nuestro día  a día, todo el día. Frente a esta situación se impone un trabajo colectivo de toda la cadena de valor del sector papelero.

La visión estatal sobre la sostenibilidad de las materias primas correrá a cargo de Carlos Reinoso Director General de la Asociación Española de fabricantes de pasta, papel y cartón (Aspapel), quien disertará sobre “La sostenibilidad de las materias primas papeleras”. La visión internacional la protagonizará Ana Creus, de la empresa Pulp and Paper Products Council (PPPC) de Montreal, quien se centrará en “Celulosa de Mercado. Resultados recientes y proyecciones”.
Áreas de trabajo del II Encuentro Papelero Ibérico.

El Papel es: Renovable
Para abastecer a la industria papelera, se crean plantaciones de árboles específicos en terrenos anteriormente baldíos. Y, una vez consumida la materia prima, se vuelven a plantar árboles. El papel procede de una materia prima renovable.

Reciclable

Sin embargo, asegurar que se puede fabricar papel únicamente a partir de papel recuperado es incorrecto ya que:
1. Las propiedades físicas de las fibras de celulosa se van deteriorando con los sucesivos usos y se estima que puede ser reciclada y reutilizada una media de seis veces.

2. Hay determinados tipos de papel, que por el uso al que están destinados, necesitan ofrecer unas características que solo aporta la fibra virgen.

3. Alrededor del 19% del papel que utilizamos no puede recuperarse para el reciclaje,
unas veces porque los guardamos como sucede con los libros, documentos y fotografías, y otras veces porque debido a su uso se deteriora o se destruye como el papel higiénico y sanitario.

El Papel está comprometido con la gestión sostenible de los bosques.
El papel no es responsable de la deforestación y mucho menos de la deforestación de las selvas tropicales.
El papel no se produce a partir de maderas exóticas, tropicales o de otras maderas más nobles como el haya, el roble o el castaño. En nuestro entorno más cercano el papel se produce a partir de pino radiata o eucalipto globulus, especies de crecimiento rápido muy específicas.

En cualquier caso, los bosques son ecosistemas que hay que cuidar para que cumplan con su misión natural. Hay que limpiarlos, hay que talar determinados árboles para permitir que otros crezcan, hay que hacer podas para garantizar el crecimiento de los árboles libres de nudos, hay que hacer cortafuegos..… Todas estas operaciones silvícolas, así como el trabajo de los aserraderos, generan materias primas (apeas, residuos de aserradero,…) que pueden llegar a servir para la industria papelera.

El Papel es un ejemplo de producto medioambientalmente sostenible.
El agua, imprescindible para producir papel, se devuelve a los ríos limpia, tras aplicar las técnicas de depuración más modernas y cumpliendo la legislación. Si al principio del proceso el agua supone el 95% de la mezcla, un papel acabado puede tener una humedad del 5%. El sector consume sólo una pequeña parte del agua que usa.

Nuestras fábricas consumen energía. Sin embargo, más del 44% proviene de biomasa y más del 53% de energías limpias como es el gas natural.  Además también somos líderes en instalaciones de cogeneración. Es decir, al consumir gas se genera calor y electricidad para autoconsumo.

El Papel facilita la vida
Más de 500 tipos de papel, de los que el 30% responden a nuevos usos del papel. Por lo que incluso inmersos en la era digital, todos los días estamos en contacto con el papel. En el trabajo, en las escuelas y universidades, en casa, en la cafetería, en el restaurante, en los supermercados, en los comercios, etc.
Sin embargo, su importante presencia nos resulta tan cotidiana que la mayoría de las veces ni siquiera somos conscientes de la ayuda que nos presta día a día. El papel lleva dos milenios innovando para adaptarse a las cambiantes necesidades de la humanidad, sin embargo sigue siendo un gran desconocido.
¿Te imaginas un mundo sin papel?

 

Copyright 2020 | ACCIB · Asociación de comerciantes de Celulosa Ibérica